Mas Noticias

El Gobierno bonaerense se reúne con gremios docentes para monitorear situación de contagios en colegios

Autoridades del Gobierno de la provincia de Buenos Aires analizarán esta tarde con los gremios docentes bonaerenses el impacto de la segunda ola del coronavirus en las clases presenciales, informaron fuentes oficiales.

A partir de las 18, los ministros de Salud, Daniel Gollan, y de Educación, Agustina Vila, se reunirán con representantes del Frente de Unidad Docente bonaerense (FUDB) para analizar la marcha del «Plan Jurisdiccional para el regreso seguro a las clases presenciales» vigente, explicaron a Télam los voceros.

Añadieron que el encuentro se realizará «en el marco del trabajo coordinado que la cartera de Educación mantiene con todos los actores que integran el sistema educativo y que dio lugar al desarrollo del Plan».

Por el momento, el Gobierno provincial apuesta a lo que denomina la «presencialidad cuidada» y al cumplimiento de las medidas restrictivas que mitigan la circulación comunitaria del virus.

Reconocen que «tal como dice la normativa vigente, se lleva adelante un monitoreo permanente de la situación de los contagios en forma permanente, contemplando la posibilidad de tener que disponer suspensiones temporarias de las clases presenciales de manera focalizada en aquellos casos en que las condiciones epidemiológicas no estén dadas como para continuar».

En el Poder Ejecutivo afirman que «las escuelas con protocolos son seguras» y remarcan que «se prioriza la presencialidad», pero ponen de relieve que «para sostenerla se tienen que cumplir las medidas que mitigan la propagación del virus a nivel de la comunidad».

La semana pasada, la secretaria general de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, pidió «medidas de resguardo de docentes y alumnos de acuerdo con la realidad sanitaria de cada localidad ante el preocupante incremento de los casos positivos de Covid-19» y reclamó que, de ser necesario «se suspendan temporalmente las clases presenciales».

En ese tono, el secretario general de la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (Udocba), Miguel Ángel Díaz, pidió días atrás la «inmediata suspensión de las clases presenciales» en los 27 distritos bonaerenses que experimentan un mayor incremento de contagios en los últimos días.

El Plan vigente dispone medidas y protocolos para los más de 4 millones alumnos bonaerenses que asisten a 16 mil establecimientos de gestión pública y privada, bajo una modalidad que combina jornadas dentro de las aulas y otras de forma remota para evitar la concentración de personas.

Los protocolos acordados en octubre pasado entre la Nación, la provincia, los gremios del sector y autoridades escolares establecen normas obligatorias y orientativas para la organización institucional y pedagógica de los establecimientos educativos de todos los niveles y modalidades de enseñanza.

Así, determinan que la cantidad de alumnos en forma presencial depende de la superficie con que cuenta el aula, debiéndose mantener una distancia de 1,5 metros entre estudiantes y de 2 metros con la o el docente; determina la obligatoriedad para los estudiantes desde el nivel primario en adelante y que a partir de la sala de 3 de nivel inicial se promueve su uso todo el tiempo que sea posible.

Contempla que la jornada escolar es de 4 horas, incluyendo tiempos de descanso; que se deben pautar horarios escalonados de ingreso y salida de la escuela para evitar concentraciones; que los estudiantes, docentes y auxiliares deben higienizar de manera frecuente sus manos; que se debe tomar la temperatura antes del ingreso a clases y que permanecerán cerrados los quioscos y comedores de los establecimientos.

A la vez, el Plan indica la obligatoriedad de la ventilación natural de los ambientes, especialmente de las aulas, y brinda indicaciones sobre cómo actuar ante un posible caso de Covid-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *