Mas Noticias

Informe revela que más del 27% de los jóvenes reconoció que condujo después de beber alcohol

Un relevamiento realizado sobre el consumo de alcohol por parte de adolescentes escolarizados de entre 12 y 18 años del Gran La Plata y otras localidades bonaerenses determinó que el 27,16 por ciento reconoció haber manejado un vehículo tras la ingesta de bebidas alcohólicas, informó el estudio realizado por el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires.

El relevamiento, que abarcó 1000 entrevistas realizadas a alumnos y alumnas de secundario, arrojó que el 78, 5 por ciento había consumido alcohol alguna vez en su vida; un 65,2 por ciento consumió durante el último año y el 52,8 por ciento tomó alcohol durante el último mes.

«Los datos demuestran la urgencia de avanzar en nuevas políticas públicas», afirmó el defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello, durante la presentación hoy del Relevamiento 2021 sobre consumo de alcohol por parte de adolescentes escolarizados.

El estudio, realizado entre agosto y septiembre de este año, detectó una mayor prevalencia de vida por parte de mujeres respecto a los hombres: 80,97% y 74,75% respectivamente; y algo similar ocurre en la prevalencia mensual y anual.

La mitad de las y los jóvenes de entre 12 y 15 años han probado alcohol alguna vez en su vida y la tasa supera el 90% entre las y los entrevistados que tienen 16 o más años de edad, registrándose indicadores más elevados entre las mujeres.

Se determinó que 1 de cada 4 jóvenes (27,95%) de entre 12 y 15 años ha tomado alcohol en el último mes, y 1 de cada 3 (36,89%) lo hizo en el último año.

Con respecto a la franja etaria de 18 años o más, las prevalencias de vida, año y mes son las superiores; es decir al ingresar al nivel de estudios universitarios los jóvenes llegan con una amplia experiencia en el consumo de alcohol, conducta que fue adquirida durante la etapa de estudios secundarios.

La edad donde se registra el mayor indicador de inicio de consumo son los 14 años (30%), seguido por los 15 (27,4%) y los 13 (15,2%).

En lo que se refiere a la frecuencia e intensidad en el consumo, un dato preocupante es que 1 de cada 4 entrevistados/as que consume alcohol dice que lo hace de forma semanal, en un contexto de diversión o nocturnidad, el 97,3% consume los fines de semana y el 2,7% bebe diariamente.

1 de cada 10 de las y los encuestados (10,7%) consume más de cinco copas/cerveza. Si bien se registran indicadores más bajos respecto a lo que se había relevado en 2019, siguen siendo preocupantes en lo referido al «Bingo Drinking» (BD) o Consumo Episódico Excesivo de Alcohol» (CEEA). Constituye en sí un consumo abusivo y de riesgo para la salud del individuo

Ante la pregunta de si el consumo de alcohol anterior al inicio de la pandemia en 2020 disminuyó o se incrementó, las respuestas se compensan mutuamente ya que en ambos casos la respuesta es del orden del 18% (respuesta afirmativa y negativa) mientras un 34% manifestó continuar con similar nivel de consumo que antes de la pandemia

Las respuestas en 2021 indicaron que el principal lugar de consumo es la casa de los amigos; en segundo lugar se ubica el propio domicilio, seguido por bares y los espacios de acceso público (plazas, parques, etc.).

Ante la pregunta ¿qué buscás cuando consumís alcohol?, la respuesta más elegida -podían seleccionar varias opciones- fue «Me gusta el Sabor», seguido por «Divertirme / Desinhibirme, no tener vergüenza». Los datos del sabor están estrechamente relacionados al hecho de que entre los jóvenes que beben alcohol la principal preferencia es la popular mezcla de Fernet y Coca Cola, en el que la tradicional gaseosa hace más digerible el consumo de una bebida de alta graduación alcohólica, siendo una opción que va ganando terreno entre los jóvenes, superando incluso a la cerveza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *