Mas Noticias

El Defensor del Pueblo bonaerense volvió a pedir que se le quite la concesión a Edesur

El Defensor del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, Guido Lorenzino, volvió a pedir hoy que se le quite la concesión a Edesur y que no se habilite ningún tipo de aumento en la factura de la luz.

«Volvemos a solicitar, junto a intendentes e intendentas, la cancelación de la concesión de Edesur porque es la empresa que presta el peor servicio en la Argentina. No es un problema de tarifas, es un problema de voluntad empresaria”, indicó Lorenzino al participar de la audiencia pública en la que se analiza el nuevo cuadro tarifario del servicio eléctrico.

El Defensor de Pueblo sostuvo que “cuando tuvieron las tarifas altas no hicieron inversiones y el servicio sigue siendo igual o peor” y consideró que la inversión que las autoridades de Edesur enumeran “no se ven reflejadas en la calidad del servicio”.

Lorenzino, si bien indicó que “no es fácil tomar la decisión de terminar la concesión”, destacó que “el compromiso de las nuevas autoridades del ENRE para poder avanzar en la revocación” lo hace pensar que “tal vez se dé progresivamente”.

Durante una audiencia virtual convocada por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad, Lorenzino también reclamó que no haya ningún tipo de aumento de las tarifas.

“Las familias de la provincia de Buenos Aires no resisten ni siquiera una suba mínima. Vivimos tiempos muy duros, hemos tenido aumentos del 4 mil por ciento hace algunos años por lo que los bolsillos no soportan un aumento más”, expresó.

Además, el Defensor del Pueblo cuestionó el formato de las audiencias públicas al señalar que “cuando fueron creadas en los ‘90 tenían una lógica más formal”, pero que treinta años después, pese a que hubo una ampliación de derechos “este formato de audiencias públicas no los contempla”.

En este sentido, consideró que “lo más inteligente sería repensarlas y adecuarlas a las nuevas realidades porque, así como están, son un mero formalismo que entorpece una decisión ya tomada. No cumple la función de participación real y nuestras voces no inciden en la decisión que luego se va a tomar».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *