AMBA

Caso Anahí Benítez: Rechazan el cese de la prisión preventiva para Marcos Bazán

Un tribunal oral de Lomas de Zamora rechazó ayer el cese de la prisión preventiva para Marcos Esteban Bazán, el hombre que había sido condenado a prisión perpetua por el femicidio de Anahí Benítez, la joven que fue retenida, drogada, violada y estrangulada en 2017 en la reserva Santa Catalina de Lomas de Zamora, y cuyo fallo fue anulado a fines del año pasado, informaron fuentes judiciales.

A su vez, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de Lomas de Zamora dispuso que se realice dentro de las 48 horas una pericia socio ambiental en la vivienda donde podría vivir Bazán (39) en caso de que le otorguen la prisión domiciliaria.

Voceros judiciales informaron a Télam que ayer la Sala I del Tribunal de Casación Penal 1 de La Plata hizo lugar al recurso de queja presentado por la abogada defensora de Bazán, Cristina Fau.

Es que en abril pasado la Sala II de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal rechazó la excarcelación de Bazán y ante ese fallo se interpuso un recurso de casación, que fue rechazado por la cámara.

El planteo de la letrada fue que correspondía el cese de la prisión preventiva de su defendido, ya que el nuevo juicio oral no podrá realizarse en la brevedad, porque no existen riesgos procesales y el hombre tiene domicilio fijo y ausencia de antecedentes penales.

Finalmente, la Sala I del Tribunal de Casación Penal 1 de La Plata declaró procedente el recurso presentado por la defensa de Bazán y reenvió el legajo al TOC 7 para que “con carácter urgente”, dictaran “un nuevo pronunciamiento”.

En la resolución de 4 páginas, al que Télam tuvo acceso, el tribunal afirmó que “no se ha logrado acreditar (…) la desaparición de una o más condiciones que motivaran el auto de prisión preventiva, remitiéndonos en un todo, en lo que respecta a la existencia del delito, y elementos de convicción suficientes para sustentar la probable autoría de Bazán en el hecho, sin perjuicio de la posibilidad de atemperar los riesgos de fuga, los que claramente aún subsisten”.

Sin embargo, los jueces Santiago Márquez, Daniel Mazzini y Claudio Fernández señalaron que “habiendo la defensa técnica aportado el domicilio en el que, en su caso, residirá el causante, se dará tratamiento a una medida morigeradora de la prisión preventiva”.

Finalmente, el TOC 7 no hizo lugar al cese de la prisión preventiva para Bazán; dispuso “la realización con carácter urgente y en el término improrrogable de 48 horas de una pericia socio ambiental”, en el domicilio fijado; y requirió a la Dirección de Monitoreo Electrónico del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) que les informe acerca de la viabilidad de instalar un control electrónico en esa vivienda.

La abogada defensora de Bazán dijo a Télam que se encontraron con que les “rechazan la excarcelación totalmente sin fundamentos, porque la verdad es que en la resolución se siguen basando en lo mismo por lo cual ya la habían denegado desde un principio, pero dejan abierta la puerta a una posible prisión domiciliaria”.

“Estamos a la espera de esta posible prisión domiciliaria y obviamente estamos disconformes con la resolución de ayer, ya que no es lo que estamos solicitando. Nosotros estamos pidiendo un cese de la prisión preventiva, ya hace casi 5 años que Marcos se encuentra sufriendo una prisión por un delito que no cometió y, a su vez, sin condena”, concluyó la letrada Fau.

Casación había anulado la sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de Lomas de Zamora, que había considerado a Bazán culpable de los mismos delitos.

«Encuentro probada la infracción a la garantía de imparcialidad judicial, puesta de manifiesto en el particular sesgo de los jueces al examinar la evidencia y motivar el veredicto de culpabilidad del acusado, como también en la intervención que tuvieron durante la práctica de la prueba, desviándose del rol que como terceros desinteresados debían cumplir en el marco de un proceso penal adecuado», sostuvo el juez Daniel Carral en su voto, al que adhirió su colega Ricardo Maidana.

Anahí fue vista por última vez el 29 de julio de 2017 cuando salió de su casa de Parque Barón, en Lomas de Zamora, para dar un paseo y el 4 de agosto su cadáver fue encontrado desnudo, con lesiones cortantes y golpes en la cabeza, enterrado en la Reserva Natural Santa Catalina.

La autopsia determinó que fue estrangulada, que le habían suministrado drogas y que en esas condiciones había sido abusada.

Por el femicidio, Bazán fue condenado a la pena máxima en junio de 2020 pero el Tribunal de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires ordenó que se realizara un nuevo juicio oral en el que, además, deberá ser juzgado el otro sospechoso, Marcelo Sergio Villalba (45), quien fue beneficiado por un peritaje que determinó que padecía trastornos psiquiátricos y aún no fue enjuiciado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *