AMBA

Perpetua para un hombre que mató a un vecino de Temperley durante un intento de robo

Un hombre fue condenado ayer a prisión perpetua por haber disparado al aire durante un intento de robo y asesinado a un vecino que participaba de una fiesta de cumpleaños en una vivienda de Temperley, en agosto de 2019, informaron fuentes judiciales.

La decisión del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de Lomas de Zamora recayó sobre Gabriel Castro (45), quien llegó al debate oral en prisión por el delito de “robo agravado en tentativa en concurso real con homicidio criminis causa” en perjuicio de Rodrigo Rubén González (35).

Fuentes judiciales informaron a Télam que el fallo coincidió con el alegato del fiscal de juicio, Hugo Carrión, que había solicitado la máxima pena y la declaración de «reincidente», por lo que no podrá pedir la libertad condicional una vez cumplidos los 35 años de cárcel.

El debate tuvo que haber comenzado el 29 de junio de este año pero fue postergado porque la defensa del imputado presentó un certificado médico en el que acreditó que él había estado internado por «un pico de estrés» y que no podía comparecer en la audiencia.

Los hechos por los que Castro fue condenado ocurrieron la noche del sábado 17 de agosto de 2019, pasadas las 21, en Zuviría al 400, casi esquina General Iriarte, de Temperley.

Ese día, la víctima estaba en una habitación de la casa mientras se festejaba un cumpleaños.

Minutos antes, un delincuente armado había intentado sustraer un vehículo sobre la calle Iriarte al 800, pero como no pudo fue hasta la vuelta, sobre Zuviría, y quiso robar otro auto estacionado frente a ese inmueble.

Según las fuentes, el ladrón vio que del vehículo descendió un hombre y efectuó varios disparos al aire, uno de los cuales ingresó por una de las ventanas de la casa e impactó en el pecho de González.

El delincuente escapó corriendo, mientras González fue trasladado de urgencia al hospital Gandulfo de Lomas de Zamora, donde fue operado pero murió horas después a raíz de las lesiones sufridas.

«Fueron dos balazos, uno pegó en la pared y el otro en el tórax», dijo en su momento Soledad, cuñada de la víctima, quien sostuvo: «Evidentemente el delincuente no estaba en sus cabales, era un loco, no se si estaba drogado, no tiene lógica ni sentido lo que hizo».

Al momento del hecho, el hijo de ocho años de la víctima estaba jugando en la planta alta de la casa, mientras su esposa había ido a efectuar unas compras.

Los familiares se dieron cuanta de lo sucedido porque uno de ellos estaba estacionando una camioneta en la puerta, de repente empezaron a escuchar disparos y buscaron refugio para no resultar heridos.
Poco después, ingresaron a una de las habitaciones y hallaron a Rodrigo tirado en el piso.

Tras el crimen, la fiscalía solicitó la colaboración de la población para localizar al acusado del crimen de González, por lo que difundió un identikit del sospechoso y algunas fotos tomadas de una grabación de una cámara de seguridad, que también dio a conocer.

En ellas se vio al acusado vestido con un buzo canguro color rojo y con un arma en la mano, que corre tras efectuar disparos luego del intento de robo del auto.

Castro fue arrestado el 30 de agosto de 2019 por efectivos de la División Casos Especiales de la Policía Bonaerense cuando salía de un domicilio ubicado en la Caracas al 6300, en la localidad bonaerense de Isidro Casanova.

El imputado fue interceptado por los agentes cuando se disponía a subir a un vehículo y, por orden del fiscal de instrucción, se procedió a su aprehensión y al allanamiento de la vivienda.

«Rodrigo era hincha de Racing, una excelente persona, era la alegría de la familia, tenía una chispa y una luz que nadie tenía en la familia», recordó su cuñada tras el crimen.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *